Nieve en el Valle

Flor de almendroMe hubiera encantado ver cómo caía toda esta cantidad de nieve sobre nuestro Valle, pero a veces no puede ser todo. Pese a ello no os puedo negar que conformarme con poder hacer una ruta para fotografiar esta maravilla fue toda una gozada.

La mañana del sábado me desperté como los niños que esperan encontrar una montaña de regalos debajo del árbol de Navidad.  Sin perder ni un minuto me calcé mis nuevas botas de montaña, cogí la cámara y ¡en marcha!

Fin del caminoEl camino que pretendíamos tomar para comenzar la ruta nos advierte de que quizá no sea tan fácil pasar por ahí con el coche, mientras tanto bajamos, nos tiramos bolas de nieve helada, nos hicimos alguna foto haciendo el mono y decidimos poner rumbo a la Hunde. De camino a esta, muchas estampas propias de paisajes del norte nos deslumbran con ese blanco inmaculado, también encontramos algún que otro muñeco de nieve del terreno (con ramas de pino en vez de zanahoria) y nieve, nieve y más nieve. Tanta nieve que, por supuesto, el intento de ir a la Hunde nos deja atascados en otro camino. Sin más remedio que conformarnos con adentrarnos a pie en la pista forestal que se dirige a ella.

Reconociendo que siempre son más atractivas las imágenes de nuestro Valle que mis palabras, ahora si, dejo de escribir para que desde la Hunde hasta Ayora disfrutéis tanto como yo lo hago de ver nuestros pueblos nevados.

Muñeco de nieveEspesor de nieveLuces y sombrasGran árbolNieve en la HundeDentro del bosqueSiembra blancaMontaña nevadaPuente camino a AyoraAmarillo sobre blancoAyora en inviernoCartel de AyoraCasco antiguoDeshielo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *